You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

Rituales para recibir el año nuevo

Cuando nos despedimos del año anterior y nos preparamos para dar la bienvenida a lo que nos depare el nuevo, es lógico que queramos marcar la transición de alguna manera. Algunos lo hacen celebrando una fiesta o haciendo una lista de propósitos de Año Nuevo para el año que viene. 

Los rituales, en particular, son una buena manera de hacer la transición simbólicamente por varias razones. Los rituales ayudan a dar un aire de importancia a un acontecimiento. Pueden ayudarnos a recordar que formamos parte de un conjunto más amplio. También son formas maravillosas de conectar a un nivel más profundo con las personas más cercanas a nosotros, incluidos nosotros mismos. 
 
Reevaluar el año que pasó
Muchas personas tienden a centrarse solo en lo que está por venir cuando llega el día de Año Nuevo. Sin embargo, es igual de importante y terapéutico revisar el año que acaba de concluir.

¿Qué has conseguido este año? Qué hiciste este año pasado que nunca habías hecho antes? Qué cosas nuevas aprendiste y a qué retos te enfrentaste? Termina escribiendo una lista o una entrada en tu diario detallando los diez aspectos más destacados del año.
 
Dile adiós a las cosas viejas y que ya no sirven
Elige un día para deshacerte de algunas cosas que ya no necesitas. Revisa tu casa y recoge la ropa, los libros u otros objetos de los que puedas desprenderte y dales una nueva vida donándolos.

 Pasar la Nochevieja en meditación.
¿Estás planeando una Nochevieja tranquila en casa para variar? Dedícala a la meditación o a la oración para empezar el año en paz y armonía. Asegúrate de que el tiempo de meditación se prolongue más allá de la medianoche. Es la manera perfecta no sólo de empezar un nuevo año, sino de terminar uno viejo.

Observa los primeros 12 días
Para muchas personas, los primeros doce días del nuevo año representan cada uno de los doce meses que vienen. (El primer día representa enero, el segundo febrero, y así sucesivamente.) Rinde homenaje a esta idea pasando esos doce días centrado en lo que más deseas que tenga tu año.