You are using an outdated browser. For a faster, safer browsing experience, upgrade for free today.

5 hábitos para un cabello naturalmente saludable

El cuidado del cabello es mucho más de lo que suele parecer. No se trata sólo de lavarse el pelo con un buen shampoo y acondicionador o de utilizar algún aceite de marca. Más bien, es todo lo que va más allá de la cosmética. Y, no, nos referfimos los tratamientos que superan el presupuesto. Por eso te dejamos estos siete hábitos saludables para que los pongas en práctica:

1. Masajes semanales con aceite

Generalmente se utiliza para ayudar a hidratar el cuero cabelludo y reforzar la barrera cutánea con aceites hidratantes como el de argán, karité, almendra, girasol y cártamo. ¿Otra ventaja? El acto de frotar y masajear estos aceites en el cuero cabelludo puede aumentar la circulación y estimular el crecimiento del cabello.


2. Corta las puntas con regularidad
Para que tu pelo sea lo más fuerte posible -e incluso lo más largo-, la clave es recortarlo con regularidad. El cabello fino necesita recortes más frecuentes que otros tipos de cabello porque es más susceptible a las puntas abiertas. No hay un número mágico, ya que el tipo de cabello de cada persona es diferente, pero los estilistas estiman que cada seis u ocho semanas.

3. Intenta decirle no al calor.
Si tu cabello no está acostumbrado a secarse al natural, quizá en un principio costará un poco de trabajo pero una vez que se acostumbre, créenos que se verá increíble. No olvides usar cremas para peinar y si tienes rizos, el gel es imprescindible.

4. Elige un buen shampoo y acondicionador
Aléjate de los sulfatos -detergentes que se encuentran en muchos shampoos-, que pueden debilitar los folículos pilosos con el tiempo, haciendo que tu cabello sea susceptible de romperse y de que aparezca el adelgazamiento.

5. Clarifica una vez por semana

Los productos que usamos diariamente, la contaminación y el polvo del ambiente se van acumulando en nuestro cabello haciéndolo ver pesado y apagado. Existen muchos shampoos clarificadores pero nuestra recomendación personal es el vinagre de manzana con agua purificada. Sí, así de fácil, en un envase puedes poner 3/4 de agua purificada y 1/4 de vinagre de manzana. Deja actuar 5 minutos y enjuaga.